domingo, 28 de septiembre de 2014

Han aumentado las víctimas de violencia de género que no declaran contra el maltratador

Han aumentado las víctimas de violencia de género que no declaran contra el maltratador
Recientemente se ha publicado la Memoria Anual de la Fiscal de la Sala Coordinadora de Violencia sobre la Mujer y en él se aportan diversos datos y conclusiones acerca de los procesos en relación con casos de violencia de género en nuestro país durante los últimos años.

Una de las cuestiones más preocupantes de las que se hace eco el estudio es el número de casos en los que el fiscal retira la acusación como consecuencia de la negativa por parte de la mujer víctima de declarar contra su marido maltratador. Este hecho ya provoca que el 56,8% de los cargos sean retirados, porcentaje que ha ido aumentando desde 2007.

El ordenamiento jurídico reconoce en la Ley de Enjuiciamiento Criminal el derecho de las esposas a no declarar contra su marido aun cuando ella sea la víctima de los maltratos del mismo. Esta dispensa se califica como un inconveniente para seguir adelante con muchos de los casos que se presentan ante los Tribunales por lo que desde 2006 la Fiscalía ha solicitado en reiteradas ocasiones en su Informe la reforma legislativa de ese derecho a no declarar “al menos para la víctima denunciante que pone en marcha el procedimiento judicial”.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Custodia compartida

Custodia compartida
En caso de divorcio de un matrimonio con hijos uno de los pronunciamientos que debe reconocer el convenio regulador, en caso de divorcio de mutuo acuerdo, o el Juez en la sentencia en la que declare la disolución matrimonial es aquel en relación con la guarda y custodia de los hijos.

Tal y como establece el Código Civil en su artículo 92.5 si ambos progenitores solicitan de mutuo acuerdo la custodia compartida el Juez podrá acordar la misma si con esta medida se observa un beneficio en el interés del menor.

 Además existen otros aspectos a los que el Juez prestará atención a la hora de reconocer una custodia compartida:

  • La edad de los menores y el número de hijos 
  • Resultado del informe del equipo psicosocial de profesionales que exige la Ley. Este informe pericial, aunque no es vinculante para el juez, es fundamental y casi siempre determinante respecto al tipo de custodia y de visitas a establecer en la sentencia de divorcio. 
  • La relación de los cónyuges y el respeto mutuo en sus relaciones personales. 
  • El deseo de los menores o sus preferencias, ya que se escucha al menor con suficiente juicio o si es mayor de 12 años.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Obligación de alimentos entre parientes

Obligación de alimentos entre parientes
La obligación de alimentos entre parientes es contemplada por el Derecho Civil en los artículos 142 y siguientes y supone una relación jurídica que trae como consecuencia que una persona esté obligada a prestar lo necesario para subsistir a otra que sea de su propia familia.

Las Comunidades Autónomas con Derechos Civiles propios pueden regular esta materia ya que no se trata de una materia de competencia exclusiva del Estado.

¿Qué requisitos deben darse para que surja tal obligación?

En primer lugar, la relación de parentesco entre los sujetos es ineludible. Además, la persona que recibe los alimentos deberá encontrarse en una situación de necesidad mientras que aquella obligada a prestarlos tendrá la suficiente capacidad para atender a los mismos.

La obligación de alimentos entre parientes aunque parecida en su denominación es diferente de la obligación que concierne a los progenitores respecto de sus hijos como consecuencia de tal vínculo ya que ella deriva de la protección que los padres deben extender sobre los hijos mientras que la que nos ocupa tiene su fundamento en la garantía del derecho a la vida. La que recae sobre los padres respecto a los hijos no tiene por qué ser vitalicia ni recíproca.

miércoles, 20 de agosto de 2014

El Supremo reconoce el maltrato psíquico como causa de desheredación

El Supremo reconoce el maltrato psíquico como causa de desheredación
El Código Civil contempla en su articulado ciertas causas que se establecen como de desheredación y que son las tasadas por éste sin que se puedan articular otras en el testamento correspondiente.

Los artículos 853 y siguientes recogen las causas de desheredación previstas legalmente en función del grado de parentesco de los posibles herederos con el causante. Por ejemplo, será causa de desheredación para padres y ascendientes el haber perdido la patria potestad, mientras que lo será para el caso de hijos descendientes el haber negado los alimentos al ascendiente.

Dado el momento en el que estas causas fueron establecidas algunas pueden estar desactualizadas o por lo menos ser poco concretas y son los Tribunales a través de la jurisprudencia quien se encarga de actualizar y adaptarlas al momento presente. Este es el caso de la causa de desheredación que deriva de haber ejercido algún tipo de maltrato de obra o injuria sobre los ascendientes. El Tribunal Supremo en una reciente sentencia ha incluido el maltrato psicológico de los descendientes dentro de esta causa.

 El abandono del familiar y los insultos reiterados de unos hijos a su padre dan lugar a que el Tribunal considere válida la desheredación de éstos.  

viernes, 25 de julio de 2014

Las otras víctimas de la violencia de género

Las otras víctimas de la violencia de género
El derecho de familia en muchas ocasiones se mezcla con otros campos del Derecho como es en los casos en los que se produce una muerte como consecuencia de la violencia de género y existe un hijo o hija que pierde a su madre quedándose en situación de orfandad.

El problema radica en que la Ley de violencia contra la mujer no ampara adecuadamente a ese menor que habitualmente queda desprovisto, además, de la patria potestad de su padre y culpable del delito.

Recientemente ha aparecido en los medios el asunto de una niña en esta situación cuya sentencia ha corregido la situación injusta a la que se ven abocados muchos menores y que ha sido premiada por su avance en el reconocimiento al derecho a la igualdad. Este pronunciamiento establece el derecho de la niña a recibir una pensión de orfandad doble ya que la muerte de la madre supone a efectos prácticos la desaparición de quien cumplía con las obligaciones de la patria potestad.

Esta decisión judicial no hace más que reconocer a los menores de los hogares en los que se viven situaciones con violencia de género como una víctima directa que debe ser protegida y amparada.

martes, 15 de julio de 2014

Adopcion nacional

Adopcion nacional
El procedimiento para llevar a cabo una adopción en nuestro país está recogido en normas reglamentarias. En estas normas se determina junto a lo establecido en el Código Civil las características que deben regir a la hora de adoptar un menor.

La capacidad del adoptante se otorga a los mayores de veinticinco años (en el caso de que sea un matrimonio o pareja estable la que adopta, basta con que uno de los integrantes cumpla este requisito) y al menos con una diferencia de edad de catorce años mayor que el adoptado. No se establece un edad máxima para adoptar aunque ello puede ser un factor importante a la hora de declarar la idoneidad.

La ley establece que no se puede ser adoptado por más de una persona excepto el caso de que se realice la denominada adopción conjunta o sucesiva por ambos cónyuges.

Se establecen algunas prohibiciones para adoptar que recaen sobre la posibilidad de adoptar a un descendiente, a un pariente en segundo grado de la línea colateral por consanguinidad o afinidad y a un pupilo por su tutor.

La adopción requiere una fase administrativa en la que se valora la idoneidad y otra judicial de jurisdicción voluntaria.

martes, 24 de junio de 2014

Derechos y deberes de los cónyuges

Derechos y deberes de los cónyuges
En el Código Civil se recogen unos derechos y deberes que los cónyuges, una vez contraído matrimonio, deben cumplir recíprocamente. Bien es cierto que estos deberes, aunque imperativos, tienen un contenido puramente ético y no se establecen modos para exigir su cumplimiento del mismo modo que si existe alguna vulneración no se prevén sanciones más allá de la separación o disolución del matrimonio.

Los derechos y deberes recogidos en el artículo 67 y 68 del Código Civil, entre otros, son los siguientes:

Deber de actuar en interés de la familia. Este deber comprende que los cónyuges de manera recíproca deben informarse y ello se debe manifestar tanto en la gestión de los asuntos comunes como en los particulares.

Deber de ayuda mutua. En razón de este deber los cónyuges deben otorgarse ayuda en función de las posibilidades y necesidades de cada uno. Este aspecto es de gran importancia para el sostenimiento de la familia pues de él deriva la contribución de los miembros del matrimonio al levantamiento de las cargas familiares.

Deber de convivencia. Doctrinalmente el matrimonio es una comunidad de vida que conlleva lecho, techo y mesa. Se presume legalmente y tal presunción cesa cuando se extingue el matrimonio.