miércoles, 25 de septiembre de 2013

LA OBLIGACIÓN DE ALIMENTOS Y CONSECUENCIAS DE SU INCUMPLIMIENTO



Por medio de la obligación legal de alimentos o pensión alimenticia, la persona que no disponga de recursos puede reclamar a otras personas de su familia que le faciliten los medios indispensables para la subsistencia.

Por "alimentos" no debe entenderse solamente la comida, sino que entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, tal y como establece el Código Civil en su artículo 142.

Además, los alimentos comprenden también la educación e instrucción de quien los recibe mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

Por último, el Código establece que entre los alimentos se incluirán los gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro modo.

No cumplir con la obligación de alimentos puede constituir un delito penado por el Código Penal. Así, el artículo 227 de este texto establece que será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses el que deje de pagar, durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos, cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos. 

Además de cumplir con dichas penas, el declarado culpable debería también reparar el daño causado, cumpliendo con el pago de todas las cuantías atrasadas.

Este, como vemos, es un delito de omisión que siempre estará supeditado a la posibilidad del obligado a hacer frente a sus obligaciones, por lo que si carece de medios no podrá apreciarse delito alguno.

domingo, 22 de septiembre de 2013

EL CONTENIDO DE LA PATRIA POTESTAD, UNA INSTITUCIÓN FUNDAMENTAL DEL DERECHO DE FAMILIA




La familia es la unidad fundamental en la que se organiza la sociedad. Es por eso que el Código Civil se preocupa en regular las relaciones que se establecen entre sus miembros de forma tan detallada. De entre toda esta rama del derecho, cobra especial relevancia la institución de la patria potestad. No en vano, nuestra Carta Magna se refiere a ella en su artículo 39.3, señalando las funciones de los padres para con sus descendientes de la siguiente forma: “Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos fuera y dentro del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda”.

Al margen de estas obligaciones, la regulación que el Código Civil concreta las funciones que los padres deben realizar, estableciendo los siguientes deberes que deben cumplir: Velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral y, por último, representarlos y administrar sus bienes. 

Para poder cumplir con estas funciones, el Código Civil establece que los padres podrán, en el ejercicio de la patria potestad, recabar el auxilio de la autoridad. 

Conviene tener en cuenta que no todos los padres, por el mero hecho de serlo, tienen atribuida la patria potestad. De esta forma, el artículo 111 del Código, retira la patria potestad a aquellas personas que hayan sido condenadas por sentencia penal firme y a aquellas en las que la filiación se haya establecido judicialmente con su oposición. 

Pero no sólo los padres tienen obligaciones, la ley también establece deberes y facultades que los hijos deben cumplir. En primer lugar, los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarles siempre. En segundo lugar, contribuir según sus posibilidades al levantamiento de las cargas de la familia mientras conviva con ella.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Disminución de la tasa de divorcios pro la crisis

La crisis económica ha producido que la tasa de divorcio se reduzca en España a los niveles de hace diez años. La duplicidad de gastos que supone mantener dos viviendas, pagar pensiones y, también, los costes de tramitar el divorcio está ocasionando que muchos de los matrimonios españoles se lo piensen dos veces antes de dar el paso.

Así, en el primer trimestre de este año se ha observado un porcentaje de disminución de divorcios de un 7,6% con respecto a los producidos en el mismo periodo de 2012.

Por el contrario, sí que han aumentado las modificaciones en las medidas de divorcio y en las condiciones relativas a la guarda y custodia de los hijos, obligaciones de alimentos, etc...

lunes, 2 de septiembre de 2013

Las donaciones

Nuestro Código Civil define las donaciones como "actos de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta".

La donación es un contrato por el que se transmite la propiedad de un bien. En donante puede donar todos sus bienes o una parte de los mismos, siempre que se reserve lo necesario para vivir de forma adecuada.

La donación de bienes muebles requiere la entrega simultánea de la cosa o, a falta de esta, deberá constar por escrito la donación y su aceptación.

Por su parte, la donación de bienes inmuebles requiere de escritura pública para su perfeccionamiento.