martes, 29 de abril de 2014

Autoridad parental.

¿Qué se entiende por Autoridad Parental? 
Es el conjunto de facultades y deberes que la ley otorga al padre y madre sobre sus hijos menores de edad, con la finalidad que los protejan, eduquen y preparen para la vida, y además para que los representen y administren sus bienes. El ejercicio de la Autoridad Parental la ejercen ambos padres, pero a falta de uno, la ejercerá el otro.

 ¿Cuáles son las causas de Perdida de la Autoridad Parental? (Aplicable ya sea el padre o madre de los menores.)
-Cuando corrompieren al menor, o facilitaran su corrupción
-Por abandono sin causa justificada o Si fueren condenados como autores o cómplices de cualquier delito contra sus hijos.

¿Cuáles son las causas de Suspensión de la Autoridad Parental? 
-Por maltrato habitual al hijo
-Por alcoholismo, drogadicción o inmoralidad Notoria que ponga en peligro la salud, la seguridad o la moralidad del hijo
-Por adolecer de enfermedad mental
-Por ausencia no justificada o enfermedad prolongada.

 ¿Quién puede hacer la Petición de Perdida o Suspensión de Autoridad Parental? 
Cualquier pariente por consanguinidad del hijo o del Procurador General de la Republica, o de oficio por el Juez de Familia correspondiente

 ¿Cómo se puede recuperar la Autoridad Parental?
Una vez haya cesado ls causas que motivaron o dieron lugar a la supensión o pérdida, o cuando se lograra la regeneración o la curación del padre o madre; este podrá pedir la recuparación ante el Juez de Familia.

Deberes de los padres respecto a sus hijos.

1) La fijación de la residencia del niño: El niño tiene la obligación de vivir con sus padres, ellos fijan la residencia de su hijo. La ley establece que “el niño no puede, sin permiso de sus padres, dejar la casa familiar y sólo puede ser retirado en caso de necesidad cuando lo determine la ley”.

2) La escolarización y la educación del niño: Los padres tienen el papel esencial de educar a sus hijos. Esta misión no se limita a la inscripción en un establecimiento escolar, también comprende la educación moral, cívica, religiosa, etc.

 3) El sustento del niño: Los padres deben alimentar a sus hijos y darles sustento en proporción a sus recursos y a sus necesidades. Deben asumir también los gastos de sus estudios e instrucción en general, las vacaciones y una cobertura de salud

 4) La vigilancia del niño: Proteger la salud, la seguridad y la moralidad de un menor implica un deber de vigilancia, controlando sus idas y venidas, el conjunto de sus relaciones (miembros de la familia, amigos y conocidos), su correspondencia (ver art. 16 CDN) y, más generalmente, el conjunto de sus comunicaciones (correos y teléfono).

 5) La toma de decisión en materia de salud del niño: Los padres deciden los cuidados que van a dar a su hijo, los tratamientos que debe seguir, autorizan su admisión en el hospital o consienten una operación.

.