viernes, 25 de julio de 2014

Las otras víctimas de la violencia de género

Las otras víctimas de la violencia de género
El derecho de familia en muchas ocasiones se mezcla con otros campos del Derecho como es en los casos en los que se produce una muerte como consecuencia de la violencia de género y existe un hijo o hija que pierde a su madre quedándose en situación de orfandad.

El problema radica en que la Ley de violencia contra la mujer no ampara adecuadamente a ese menor que habitualmente queda desprovisto, además, de la patria potestad de su padre y culpable del delito.

Recientemente ha aparecido en los medios el asunto de una niña en esta situación cuya sentencia ha corregido la situación injusta a la que se ven abocados muchos menores y que ha sido premiada por su avance en el reconocimiento al derecho a la igualdad. Este pronunciamiento establece el derecho de la niña a recibir una pensión de orfandad doble ya que la muerte de la madre supone a efectos prácticos la desaparición de quien cumplía con las obligaciones de la patria potestad.

Esta decisión judicial no hace más que reconocer a los menores de los hogares en los que se viven situaciones con violencia de género como una víctima directa que debe ser protegida y amparada.

martes, 15 de julio de 2014

Adopcion nacional

Adopcion nacional
El procedimiento para llevar a cabo una adopción en nuestro país está recogido en normas reglamentarias. En estas normas se determina junto a lo establecido en el Código Civil las características que deben regir a la hora de adoptar un menor.

La capacidad del adoptante se otorga a los mayores de veinticinco años (en el caso de que sea un matrimonio o pareja estable la que adopta, basta con que uno de los integrantes cumpla este requisito) y al menos con una diferencia de edad de catorce años mayor que el adoptado. No se establece un edad máxima para adoptar aunque ello puede ser un factor importante a la hora de declarar la idoneidad.

La ley establece que no se puede ser adoptado por más de una persona excepto el caso de que se realice la denominada adopción conjunta o sucesiva por ambos cónyuges.

Se establecen algunas prohibiciones para adoptar que recaen sobre la posibilidad de adoptar a un descendiente, a un pariente en segundo grado de la línea colateral por consanguinidad o afinidad y a un pupilo por su tutor.

La adopción requiere una fase administrativa en la que se valora la idoneidad y otra judicial de jurisdicción voluntaria.