martes, 15 de julio de 2014

Adopcion nacional

Adopcion nacional
El procedimiento para llevar a cabo una adopción en nuestro país está recogido en normas reglamentarias. En estas normas se determina junto a lo establecido en el Código Civil las características que deben regir a la hora de adoptar un menor.

La capacidad del adoptante se otorga a los mayores de veinticinco años (en el caso de que sea un matrimonio o pareja estable la que adopta, basta con que uno de los integrantes cumpla este requisito) y al menos con una diferencia de edad de catorce años mayor que el adoptado. No se establece un edad máxima para adoptar aunque ello puede ser un factor importante a la hora de declarar la idoneidad.

La ley establece que no se puede ser adoptado por más de una persona excepto el caso de que se realice la denominada adopción conjunta o sucesiva por ambos cónyuges.

Se establecen algunas prohibiciones para adoptar que recaen sobre la posibilidad de adoptar a un descendiente, a un pariente en segundo grado de la línea colateral por consanguinidad o afinidad y a un pupilo por su tutor.

La adopción requiere una fase administrativa en la que se valora la idoneidad y otra judicial de jurisdicción voluntaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario